El Perrodiablo




Hay bandas que hacen rock y otras que no hacen rock pero lo interpretan a puro estereotipo. Nosotros lo hacemos, lo sentimos y tocamos el Rocanrol como lo que es: Rock. Canciones urbanas en el torbellino eléctrico de una celebración de fiesta. No son vacaciones raras, sino que somos cabrones intentando asegurarse la inmortalidad en 40 minutos de show, una ceremonia ritual para hacer del mundo un lugar menos peor.
“Esta es la vida que llevamos, es la vida que elegimos. Y hay una sola garantía: Ninguno de nosotros verá el cielo”.